lunes, 7 de junio de 2010

Marcas

El tema se pondría enfocar desde varias perspectivas, yo quiero hacerlo, diferenciando las marcas no permanentes, de las permanentes. Y dejando claro que en marcas no incluyo el collar… y solo trato las marcas físicas, visibles.

MARCAS NO PERMANENTES

Como marcas No permanentes podemos nombrar las marcas del látigo… de la vara… de la fusta… de las cuerdas… de las agujas…

Marcas que aunque no duran siempre… el tiempo que las llevamos nos hace recordar más intensamente los momentos vividos… sé que no tiene nada que ver con la Dominación/sumisión… pero creo que casi todos lo sentimos así…


Yo me siento orgullosa cuando me miro mis marcas… cuando las observo… cuando las palpo… cuando los días siguientes al sentarme un escalofrío recorre mi cuerpo y me recuerda en el momento lo que sucedió… y en ese momento solo pienso algo… son mías!! y me encantan!! ((reconozco que las marcas de la vara me parecen preciosas… bien definidas… una pasada…)) pero hay algo claro… lo que les dá sentido es Quién nos la ha hecho… es lo que simbolizan…

MARCAS PERMANENTES

Las marcas permanentes pueden ser, desde un tatuaje… un piercing… una escarificación… o una marca a fuego ((seguro que habrá más… yo son las que conozco…))

Los tatuajes es una forma de marcaje… por suerte la sociedad lo tiene muy aceptado… y no se escandaliza al verlos…

Los piercings es otra de las marcas permanentes más comunes en el BDSM… las zonas más comunes dónde colocarlos serían los pezones o los genitales…


La escarificación consiste en hacer dibujos en la piel por medio de las cicatrices. Las cicatrices se forman a base de ir cortando la piel…

Las marcas a fuego… o branding es un tipo de escarificación que se logra, quemando la piel


Hace unos días participé en un debate sobre el tema… y una ceremonia de anillado real…

Que opináis vosotr@s de las marcas?? Marcas permanentes si o no?? Os gustan?? Que significado tienen para vosotros??

3 comentarios:

jade dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Las marcas permanentes es la mayor prueba de sumisión, pero se debe tener muy claro cuando es el momento de ellas.

Las no permanentes, son un regalo de los Amos hacia los sumisos.

Mis respetos.

alba dijo...

Yo tengo una marca permanente. Hace tres meses mi Ama me regaló un tatuaje. Es un símbolo que a las dos nos gustaba. Y lo llevo en la muñeca. Es algo que aunque la relación termine me recordará siempre a quien pertenecí y lo que me hizo sentir.

Y que decir sobre las marcas no permanentes, que nos llenan de orgullo, que nos hacen felices.

Un besito.

Publicar un comentario