lunes, 31 de mayo de 2010

Humillación

Ya que me parece un tema muy importante dentro del universo BDSM… tenía especial interés en buscar el significado en varias webs… y me he quedado con ésta que es la más amplia…

"Práctica D/s donde el sumiso realiza actividades que evidencian el sometimiento frente a su dominante. Algunas de estas actividades pueden provocar la vergüenza, situación embarazosa o degradación del sumiso. Varían ampliamente en cada persona, con efectos psicológicos muy diversos."

Cuando se piensa en humillación, supongo que inmediatamente nuestro cerebro lo identifica con la definición que he mostrado… pero esto siempre es así??

Cada persona tiene una forma de reaccionar ante un determinado estímulo… sea el estímulo de la clase que sea… pero básicamente la humillación puede provocar dos estímulos claramente diferenciados:

Para algunos la humillación será una manera de provocar o recibir placer ((depende del rol))… un vehículo para alcanzarlo. Administrado en la forma correcta… puede intensificar, en un determinado momento, el goce de quién lo está sintiendo…

Para otros será una forma de castigo en el que la humillación se convierte en algo doloroso. La humillación suele ser previa a cualquier tipo de castigo… o ser el castigo en sí… Y su función suele ser clara y específica: desde aumentar la humildad de la sumisa, hacerla más vulnerable en un determinado momento para modificar o cambiar un comportamiento o superar los tan mencionados límites... La humillación también puede ser verbal o física... o ambas... la humillación verbal puede hacer que el sumiso asuma y se implique más en su rol... 

Claro que como en todo, también dependerá de la intensidad con la que el Dominante utilice la humillación, y de su postura y actitud... su tono de voz o su gesto… y de cómo sea capaz de recibirla el sumiso…

Habrá quién no la aguante porque su personalidad no sea lo suficientemente fuerte… porque puede crear confusión y un puntito de frustración… y habrá a quién le sirva para mantenerse alerta… e incluso forjar más su carácter y su vínculo con su Dominante…


¿Cómo lo vivís vosotros? ¿Cómo interpretáis la humillación?


14 comentarios:

katt dijo...

Interesante, muy interesante. Gracias por la amplia visión sobre este tema tan presente en este mundo tan plural y peculiar y por ello tan controvertido. Pienso que con un carácter forjado a fuego como el tuyo y la educación y el saber estar de los que haces gala, creo que eres de las pocas personas que conozco que aguantaría la humillación y aprendería, en lugar de echar a correr o esconderse o abandonar como muchas otras lo harían. Eres un mar en calma que esconde una gran fuerza.

alexia {All} dijo...

A mi la humillación me estimula a darme mas, incluso llega a despertar deseo dentro de mi por querer ser mejor y mas humilde, logra que comprenda lo mucho que le pertenezco cuando ejerce cualquier prueba de humillación sobre mi, así que representa un arma de doble filo donde he descubierto que me conoce tan bien que es capaz de tenerme expectante y obediente dejando a un lado mi orgullo.

Besitos de canela.

Sr Inferno dijo...

Buenas tardes,

Se te ha olvidado un tercera opción. Una forma de reeducar y llegar al placer al mismo tiempo.

Para mí es el caso concreto. La humillación es una forma de castigar a la sumisa, pero si esta puede ser dañina y hacer que su autoestima se derrumbe, no vale la pena.

Yo necesito saber que además de darse cuenta del castigo, la humillación en sí la está excitando, éso es lo verdaderamente humillante.

Y, además de describir la humillación, ¿tú como la ves?

Mis respetos.

jade dijo...

Muy interesante tema mi niña ;) veamos, aparte de lo que tu misma dices y que comparto totalmente, quiero añadir un matiz importante... está claro que es un arma poderosa en manos de cualquiera, máxime si está en una posición de poder y dominio sobre otra persona, por eso hay que usarla con cuidado, ya que dependiendo del estado de autoestima de la otra parte, será mas o menos arriesgado usarlo, ya que en algunos casos podría ser contraproducente.

Pero como ya dije depende de si la autoestima no está lo bien que debiera, en caso contrario y aún dosificándola debidamente, puede llevar a estados de excitación muy altos, y servir a su vez como "castigo" o "disciplina"

Un beso!

arcilla dijo...

Hace un tiempo leí en una web... que una sumisa afirmaba que... "una sumisa no pude tener auto-estima... porque si la tiene... no se la puede humillar".

Realmente... me impactó la seguridad con la que se afirmaba tal cosa.

Yo entiendo que... humillar a quien no tiene auto-estima... no sólo NO es BDSM... sino que además... es maltrato.

Personalmente... la humillación me provoca muchas y variadas sensaciones... que pasan por... la excitación... el placer... la vergüenza... y también el dolor... cuando forma parte de un castigo.

Besos

aigua dijo...

Buenas noches

Un post que me hace pensar, y mucho.
No se bien si es que soy una sumisa "mimada", si he vivido demasiado o si en realidad tomo la humillación como parte del todo o sea que lo vivo desde el mismo cuidado, "amor" ((por que no se como llamarlo)) e intención que cada caricia, orden, castigo o latigazo por lo tanto no lo vivo desde la angustia.
Es una sensación extraña, no sabría describirla... y si, la excitación viene pero viene después.
Solo una vez me han llevado a un estado que podría describir como de desnudez total y temblaba como una hoja... irónicamente ni estaba presente, ni escuchaba su voz... simplemente llegue a ese estado por medio de sus palabras... fue precioso.

Un beso perla{FN_JF}

alba dijo...

Buenos días pekeñaja,

Reconozco que este terreno es casi desconocido para mí, pero muy atrayente. Mi Ama ha considerado hasta el momento que debe andar con pies de plomo e iniciarme en la humillación poco a poco, para observar con detenimiento mis reacciones.

Pero confesaré que para mí resulta tremendamente excitante. Eso sí, lo mejor es cuando tras comprobar mi estado y haberme castigado se vuelve tan dulce como siempre.

Un besito.

alba, sumisa de Marta R

Anónimo dijo...

Me he sorprendido al descubrir que participas en este blog. He estado leyendo un poco y os felicito a las tres por el.
Por otro lado y aunque no se si el post es el adecuado, pero también quiero felicitar a las personas que hayan hecho la labor de educación en este mundillo, ya que lo habitual en novatas como creo que sois es que parecieseis un pulpo en un garaje. Creo que vuestra forma particular de enfocar los temas es muy apropiada, y puede hacer pensar a los que ya llevamos un tiempo en este y ayudar a quien acaba de llegar. Una con la seguridad del camino ya recorrido y la serenidad. Otra con sus miedos y reflexiones en voz alta. Y la otra con la inquietud de quien va aprendiendo y descubriendo, y conociéndose a sí misma.
Dicho esto, ahora si me centro en la entrada escrita.
Está bien enfocada, con las dos perspectivas posibles. Pero estoy de acuerdo que a mí como Dominante el enfoque que más me gusta es que ya han comentado, y es una mezcla de ambos.
Aunque no niego que tras un grave error de la sumisa, y un momento de humillación extrema arrodillada ante mí y comprobar su estado de excitación, más humillante es si cabe mandarla al rincón a meditar. Y tras acabar la meditación, hacer caso omiso a su ronroneo. El estado al que puede llegar para cuando quieras utilizarla potenciara enormemente lo que sentirá.
Aunque un consejo, para la humillación se tiene que conocer muy bien a la persona que se va a humillar, para no dañarlam no todo el mundo resiste la humillación y aprende de ella.

Un saludo.

Javier

Anónimo dijo...

¡Buenas tardes!
Considero que no todos estamos preparados para aplicar la humillación. Hay que tener un gran conocimiento sobre la persona que se va a humillar y estar muy atento a sus reacciones. Tambien hay que saber que despues de esa humillacion se debe compensar alabando determinados comportamientos para no dejarlo hundido.

Es un arma muy peligrosa, pero bien utilizada es muy placentera para las dos personas.

Un saludo para tí, mis respetos a tus Amos.
Germán

Marta R dijo...

Buenas tardes princesita!!!

Para hablar de este tema es imprescindible retratar nuestras vivencias en él.

Como bien dicen algunos comentarios con los que estoy de acuerdo, no todas las personas aguantan de la misma manera la humillación, y su reacción ante ella puede ser muy variada.

Yo me he encontrado en varias situaciones. Con personas que la han soportado muy bien y hemos avanzado en ello, sin que la relación se base en una humillación constante ya que al final perdería el sentido. Con gente que ha considerado humillante una determinada palabra, gesto o cambio en el tono de voz, con lo cual ahí terminó cualquier posible avance. Y personas que extrañándose de su comportamiento, durante el momento de la humillación han sido tremendamente vulnerables y he onseguido el propósito deseado, que entiendan el castigo con la humillación que les profería, y se humillen más al notar la reacción que esta producía en su cuerpo, y hasta llegar a su limite iremos avanzando pasito a pasito, como en muchas otras prácticas.

Un besito princesita perla{FN_JF}

perla{FN_JF} dijo...

Buenas noches...

Yo en este tema ((como en todos)) no tengo apenas experiencia... pero en este menos aún...

Solo he vivido un momento puntual que me hizo temblar... me hizo pensar... me ha hecho reflexionar sobre ello varios días...

Y creo que la humillación, a parte de las dos posibles opciones que he comentado en el post... despliega muchas más... entre ellas la mezcla de ambas... las sensaciones contrapuestas...

Sentir vergüenza y excitación a la vez... sentir que te atrae y miedo a la vez...

Pero si, se debe conocer muy bien a la otra persona para saber hasta que punto humillarla... y se debe conocer muy bien ante quién estás porque la entrega debe ser sin miedos ni temores... sabiendo que lo que te hagan no te dañará... te hará más fuerte...

perla{FN_JF} dijo...

- katt... lo primero... bienvenida mi niña!! Me conoces... y sabes que siempre intento aprender... de cada instante... Y lo de mar en calma... no sé yo... pregúntales a Ellos... pero va a ser que no!! Ahhh!!! y no me escondo... por si luego no me buscan ;)

- alexia {All}... estoy de acuerdo contigo... la humillación puede llegar a estimular a la persona humillada... ese es el fín... tenernos, más si cabe, a Su merced... no??

- Sr Inferno... tiene razón... esa tercera opción se me había olvidado comentarla... interesante!!

perla{FN_JF} dijo...

- jade… preciosa… tienes razón… en manos de cualquiera puede ser un peligro… de ahí que sea tan importante confiar en la otra persona… y es cierto… la autoestima debe ser buena… para no hundirlo…

- arcilla… totalmente de acuerdo… eso es una salvajada… y una sumisa sin autoestima, para mí, es como un mueble… y eso no es así… creo que está más que demostrado nuestro carácter…

- aigua… si te han llevado hasta ese momento… y te resultó precioso… solo puedo alegrarme por ti… y estoy de acuerdo… la sensación es muy complicada de describir…

perla{FN_JF} dijo...

- alba, sumisa de Marta R… y que haríamos nosotras sin esa dualidad tan especial en Ellos??

- Javier… bienvenido… tiene razón… faltaba la tercera perspectiva… la mezcla… esto es como todo… como un laboratorio… se va probando… y cada individuo dará una reacción distinta…

- Germán… supongo que tienes razón… lo mismo que no todos los sumisos aguantarán la humillación… no todos los Doms podrán humillar… aunque yo no estoy totalmente de acuerdo en esto… el carácter del Dom… y el estar ante Él… con una determinada postura… con un determinado comportamiento… no es ya una muestra de “humillación”??

- Marta R… pues eso… que cada persona es un mundo… y este mundo es muuuuuuuuuuuuuu grande!! Aunque la mayoría estén escondidos!!


Dejo una jarra con té muy frío… que menudo día y noche de calor!!


Saludos Señores y Señora… besitos niñas… :)

Publicar un comentario